79. Cómo contratar desarrolladores en el extranjero

0:00:00
0:00:00
No es asunto vuestro es un podcast en abierto en el que Víctor Correal explica sus aventuras montando la startup GuideDoc y sus otros proyectos. Para poder escuchar los masterminds premium, recibir las newsletters, y acceder a todo el contenido solo tienes que suscribirte.

Si quieres tirar hacia delante una empresa tecnológica, o cualquier proyecto, seguramente la solución ideal, por lo que respecta al desarrollo, sería contratar a un equipo de desarrolladores top (y pagarles 150.000 euros al año a cada uno de ellos). Pero, siempre que no tengas una gran inversión que te respalde (externa, de inversores, o propia), puede que no estés en una situación en el que este escenario sea asumible.

Pero tranquilos, hay otra manera de hacerlo. En este episodio os voy a explicar cómo lo he hecho yo: cómo he montado una startup tecnológica. Primero os voy a explicar el camino largo, cada uno de los pasos que yo he tenido que dar para llegar a la situación en la que me encuentro actualmente (que, creo, es una situación ideal). Y al final os voy a explicar un atajo, por si os queréis aprovechar de todo lo que yo he aprendido en estos más de 5 años montando GuideDoc.

El camino largo

Cuando decidí montar GuideDoc, y para conseguir tirar adelante los primeros pasos, hice lo que supongo es lo más natural: buscar entre los contactos próximos. A través de algunos amigos y familiares encontré los primeros diseñadores y developers que me ayudaron con los primeros desarrollos. Estuve unos dos años subcontratando developers de aquí. La experiencia tuvo cosas buenas y cosas malas. (Lo que pasa es que la mayoría de cosas malas no supe que eran malas hasta que no llegué a la situación en la que me encuentro ahora).

En aquel momento no tenía la intención de externalizar el desarrollo a developers en otro país, no había ni pensado en ello y tal vez no sabía ni que existía esa posibilidad. Todo vino, casi, por casualidad.

Lo que hice fue lo siguiente: Un día tenía que hacer unas modificaciones en una parte concreta de GuideDoc. Algo que no afectaba al desarrollo general de la plataforma y que podía ser asumido por alguien externo sin afectar al resto. Así que busqué servicios online de subcontratación de freelance. Estuve investigando un montón (ya conocía Fiverr, web que había usado para pequeños encargos de diseño) pero buscaba algo más profesional donde hubiera developers de más nivel.

Encontré Freelancer, una web que en aquel momento no era muy conocida pero que ahora se ha convertido, según dicen ellos mismos, en el mayor mercado de freelance y crowdsourcing del mundo por número de usuarios y proyectos.

Freelancer funciona de la siguiente manera: te registras como usuario que va a contratar unos servicios y publicas un proyecto. En ese momento los freelances apuntados, y que responden a las características que has marcado, reciben el proyecto, se lo estudian, te hacen algunas preguntas y te hacen una oferta.

Algunas de las dudas que siempre surgen en este punto son: Pero, ¿cómo voy a saber si el developer es bueno o no? ¿Me entenderé con él o no? ¿Me timará? ¿Le pagaré y se irá con el dinero sin hacerme nada del trabajo acordado?

Las dos últimas preguntas son fáciles de responder porque el propio servicio te protege de estos temas. Se pueden definir unas metas, y tú solo vas liberando el dinero (que has subido previamente a la plataforma) únicamente cuando estás satisfecho con el trabajo. Así que no tenéis que preocuparos en este aspecto.

Sobre las dos primeras preguntas, si el developer es bueno y si te entenderás con él… La respuesta es que no lo sabes, no lo puedes saber. Pero es mucho más sencillo de lo que pensáis detectar a un buen developer o a uno malo o una buena o una mala persona. Y es tan sencillo como hablar con él, por chat o teniendo un meeting en vídeo. Y luego, no tienes que tener miedo a arriesgarte. Lo importante es comenzar por un proyecto pequeño, y descartar si sale mal o continuar si sale bien.

Así que, según mi experiencia, y siguiendo estos pasos que acabo de listar, lo más probable que pase es lo siguiente (de hecho, es lo que me pasó a mi): harás unos cuantos pequeños proyectos, que saldrán mal, algunos muy mal otros ligeramente mal y no querrás volver a trabajar con ellos. También habrá casos en los que el resultado será moderadamente bueno, pero no serán para tirar cohetes y preferirás seguir buscando. Y lo que más costará es lo que me ha acabado pasando a mí, después de mucho buscar: encontrar unos developers y unas personas excepcionales.

Después de años trabajando con distintos developers tuve la suerte de encontrar a Hitesh y su equipo que son los actuales developers de GuideDoc y de todos mis proyectos. Tal y como he explicado, y cómo había hecho con los otros, después de hablar con ellos les encargué un pequeño proyecto y tuve suerte y funcionó tan bien que les he ido dando todos los desarrollos de GuideDoc. Actualmente se encargan de todas las patas de la plataforma: apps, web, backend, etc… Y cuando tengo algo nuevo en mente no tengo que buscar más. Además, Hitesh se ha convertido en un gran amigo, con el que hablamos cada día, no solo de trabajo sino también de nuestras cosas personales, de nuestra familia etc…

El atajo

Y lo que os decía al principio: vosotros podéis intentar pasar por todas estas fases en las que yo me he peleado o también podéis seguir un atajo más fácil: me escribís a victorcorreal@gmail.com y yo os hago un email de presentación con Hitesh. Así le podréis explicar vuestro proyecto y estarán encantados de ayudaros, porque en su empresa están abiertos a trabajar en todo tipo de proyectos de desarrollo.

Y por cierto, a raíz del último episodio, algunos me habéis animado a que abra una sección de consultorías, así que si estáis en alguna de las fases de las que he hablado en este episodio y creéis que os puedo ayudar en algo me podéis contratar desde noesasuntovuestro.com

Nos vemos en Internet.